Valor es lo que se necesita para levantarse y hablar; pero también es lo que se requiere para sentarse y escuchar.

Winston Churchill (1874-1965)

En cualquier momento y circunstancia podemos expandir la bondad a otras personas. Recordemos que la bondad es el estado natural de nuestro corazón, que permanece incluso por debajo de cualquier enfado o sentimiento de tristeza contractivo. Y qué manera más compasiva de ponerla en práctica que con una escucha activa, donde nos ponemos a disposición del otro adoptando una postura de apertura y no de crítica o juicio, suposición o interpretación, donde predomine un silencio amoroso y un servicio hacia el otro que necesita ser escuchado y comprendido desde el corazón y no desde la razón. Qué difícil puede llegar a ser ¿verdad? Por ello es necesario entrenarlo y hacernos conscientes de nuestros patrones internos y estado de no presencia en la comunicación para poder llegar a mantener una comunicación más efectiva, comprensiva y compasiva, que se convierta en más resolutiva y menos conflictiva.

No nos enseñan a escuchar ni a escucharnos, nos importa mucho más en ocasiones que prevalezca nuestra opinión, nos involucramos más en los detalles que en el fondo, pensamos mientras que nos hablan y nos desconectamos del otro, evaluamos y etiquetamos, personalizamos y nos alejamos de nosotros y del otro. Mientras que nos identificamos con la pensamientos y creencias dejamos de estar presentes en el “Aquí y el Ahora”.

Por ello este mes lleno de nuevos proyectos y propósitos, os invito a focalizar vuestra Atención en la Escucha y las acciones que podemos poner en marcha pueden ser las siguientes:

  1. Escucha para comprender no para contestar. 
  2. Haz preguntas abiertas para obtener más información.
  3. No emitas juicios de valor, solo aporta tu opinión.
  4. Que tu lenguaje no verbal transmita el mismo interés que tu lenguaje verbal, por lo tanto, Atención a tu postura, gestos, mirada.
  5. Si te vienen pensamientos mientras escuchas, aplázalos
  6. Atención al Silencio interior, el que nutre y te dará la actitud compasiva necesaria para estar ante el otro.

Tras trabajar el mes pasado con los recursos para alcanzar nuestros objetivos, este mes podremos utilizarlos también para conseguir mantener una escucha activa tanto en el otro como en nosotros mismos.

Si sientes que puede serle útil a alguien que conoces, se agradece difusión.

María José Navarro Delgado

También podeis seguirme a través de  Facebook  @mariajoseahorayo (mindfulness y sistémica)  y  en http://www.valderec.es/mundo-interior/